sábado, 15 de noviembre de 2008

Orfeo ..

De Arte Electronico


Mirábase la carita una vaga sombra
entre los lagos y las pestañas del
universo, sonreía, se acariciaba el cabello
una y otra vez.

Un sueño corría presuroso sobre las nubes,
impulsado por la respiración del viento, tomaba
gotas de rocío entre sus deformes manos y con ella
limpiaba el rostro de la fúnebre doncella.

Miraban mis ojos, de lejos, intentando no
aspirar más veneno, estaba en esos
campos en busca de Orfeo, clamando
por su lira piadosa y la calma
y arrullo de sus notas. Perdida entre los
brazos infernales del desierto, y la sed
de su ténue boca.

El tiempo vive, muere siendo cruel, debo irme
sin hallarlo, sin hablar con el, mas si la esperanza
me ha mantenido en pie después de tanto caer.
Sé que en llamarlo no me detendré.