jueves, 13 de agosto de 2009

El amor universal

El ser humano es una amalgama de emociones que constantemente vivimos , amor, odio , tristeza, alegría son parte del compendio de emociones que experimentamos cada día , en función de las personas que tenemos alrededor .

De todas esas emociones siempre la mas profunda de todas suele ser el amor , y aun en función de estas experimentamos en distintas medidas y grados este sentimiento que profesamos hacia los demás

Celamos, amamos, lloramos, e incluso morimos y odiamos en nombre de este sentimiento sin siquiera ser capaces de comprender en su totalidad este digno sentimiento .

Pero mas allá del amor terrenal que experimentamos hacia los demás , existe un amor espiritual , el llamado así mismo el amor universal para todas las cosas vivas .

su verdadero fin es la armonía con todos los seres del universo , es el tipo de amor que Dios prodiga que mostremos a los demás, amar de esta manera implica el abandonar tu propio ser en pos de algo mas grande. Su poder es tan enorme que permite perdonar lo que consideramos imperdonable , amar lo que se considera imposible , ser aquello que siempre anhelamos, nos motiva a seguir adelante

siendo un sentimiento tan poderoso se diferencia del amor terrenal en que este no busca el sentirte bien consigo mismo , sino que busca el hacer sentir bien a los demás para que este sentimiento crezca dentro de uno mismo .al compartirse crece , y no busca la posesión del individuo , no busca el mio , el propio sino el todo , el mayor beneficio para las personas con las que comparte dicho sentimiento.

Todos los seres vivos poseemos la capacidad de amar de esta manera ,al evolucionar en una etapa en donde dejamos de lado el egoísmo y la búsqueda de la satisfacción del yo interno para buscar el ayudar al prójimo sin distinción alguna de su pasado o pecados cometidos. El objetivo de este amor es cambiar y proteger el mundo , en forma análoga a como el odio se esparce de una persona a otra , el amor universal también puede cambiar a las personas en ese mismo sentido opuesto.

Tan solo se requiere el aprender a aceptarse a uno mismo para poder dar este sentimiento espiritual y comprender de esta forma como ver el mundo en su total extensión , mas allá de las ilusiones que forjamos en nombre del amor terrenal como lo son el odio, los celos, las penas , mentiras y tristezas que solo hacen apartarnos del potencial que poseemos para dar luz y amor al mundo.

Al final solo podemos amar en verdad cuando somos capaces de ver mas allá de nuestras pretenciones mundanas y egoistas, aceptando al mundo y a las personas como son , dando lo mejor por cada una de ellas en este plano universal , no dando por sentado que el mundo esta para darnos algo o recompensarnos por los actos que realizamos , sino que estamos en el para compartir la luz que Dios nos permitió traer a este mundo y que la recompensa esta en el acto mismo al hacer lo correcto.

नमस्ते