martes, 10 de noviembre de 2009



Un dia escuche un hermos canto
tan bello que no podia parar de escucharlo
lo escuche tanto que olvide donde estaba
y de esa cancion un bello sentimiento surgio

Mas la notas del canto cesaron su andar
y la tristeza volvio a su destello fugaz
la noche derramo su lagrima viva
en forma de lluvia que Dios mando

Mas en mi corazon aun guardo el sentimiento
que la cancion trajo a mi alma
fue tan breve el momento , tan grande la alegria
fue tan hermoso el instante , tan eterno el paisaje

Ese canto aun resuena en mi alma
reviviendo aquel sentimiento que se quedo en mi
un corazon calido que su luz no apaga
alimentada por la voz de dos palabras sin igual