jueves, 24 de febrero de 2011

La Pequeña Lenore


“¡Llora ahora o nunca! Ahí la tienes: en el fondo de aquel lóbrego y rígido féretro yace tu amada Lenore. ¡Vamos! Que lean las exequias, ¡que entonen la oda funeraria! Un cántico para una difunta tan regia y que pereció tan joven. Un canto fúnebre para ella, que murió dos veces, por haber muerto tan joven…”


Edgar Allan Poe, Lenore (1831)