domingo, 16 de abril de 2017

Veo en la oscuridad


Veo a esas personas a lo lejos como si viera a través de un espejo.
Veo a lo lejos y distingo las voces de niños riendo y de adultos discutiendo
Veo con envidia la vida que se escapó de mis manos fantasmales y lloro en silencio los más lúgubres sentimientos.

Soy un fantasma en vida atormentado por un ser cuya enfermedad amenaza la mía cada día desde hace tanto que he olvidado los conceptos de la risa y el llanto como emociones separadas.

Escucho las voces lejanas y envidio su estatus de vida mientras en la mía llegan recuerdos de una era ya pasada cuando entre ellos dormía,recuerdo la sonrisa de mi madre y el olor a aceite de mi papa en medio del atardecer.
Veo sonreír a mi madre y abrazado a ellos siento el dulce aroma de la familia .

Cuantas veces soñé el día que tendrían una y cuantas noches desperté en medio de la noche con la pesadilla de jamás serio; pero ahora la noche es mi consorte y a ella confesó mis miedos más profundos sueños y en medio de ellos halló al monstruo en mis pesadillas

Una criatura que parece emanar odio me acecha en cada pensamiento y me escondo en lo mas profundos donde se que no me hallará, veo a lo lejos en la noche a aquellos que celebran en su familia mientras me escondo de su presencia esperando que no me halle en medio de mi fragilidad

La noche reclama y el sueño se desvanece ante su presencia , surge la horrible idea de si tuviera una familia , y ante su presencia llegarán hasta ellos, la realidad aparece el monstruo está ahí pero no mis sueños ya que ellos yacen perdidos entre lágrimas de rabia y miedo

Veo el abrazo gentil de la madre y pienso en los dulces abrazos en mis recuerdos y dudo por un instante de mi realidad, la risa lejana me despierta y me hace cociente de donde y cuando estoy

Mis ojos están húmedos en la oscuridad y sonrió para mi mismo confiado que sólo yo puedo ver esa máscara una vez más, Los pensamientos se desvanecen según los escribo y mi mente se llena de una serena calma y las risas y voces lejanas se desvanecen pues a ellos la noche les convoca el dulce sueño
Deseo soñar con la familia y besar a mis hijos en esos sueños y de esos sueños nunca despertar más la realidad me levantará para recordar y jamas olvidar